La web como plataforma de intercambio científico

Existen fuertes polémicas sobre la invención de la electricidad, que si fue Edison o no; también se han dado polémicas sobre la invención del teléfono por Graham Bell; y así con muchos otros inventos de los siglos XIX y XX.

Y es que por aquellos años era mucho más difícil enterarse de los adelantos de la ciencia, pues había varias personas en distintas partes del punto trabajando en proyectos similares. Pero obviamente el crédito se le atribuía al primero que se diera a conocer a nivel mundial, o al del país más conocido. Muchos pensadores de países poco desarrollados no han recibido el crédito que merecen porque sus países no son del primer mundo.

 

Sin embargo, las nuevas tecnologías han cambiado un poco el panorama. No es que algunas personas no se guarden la información para hacerla pública cuando más les convenga, pero la verdad es que actualmente hay mucha más cooperación entre los científicos de distintas latitudes. Las plataformas digitales y las redes sociales han sido de mucha utilidad en este sentido, ya que han permitido a estos científicos interactuar y compartir experiencias.

Aunque obviamente la industria farmacéutica, por ejemplo, es una de las más lucrativas, también es cierto que a veces es mucho más rentable cooperar que entrar en competencias estériles. Otra de las cuestiones que marcan la diferencia es el objetivo y la naturaleza de los proyectos. Cuando se trata de proyectos entre países amigos, estos científicos tienen la libertad de intercambiar informaciones y experiencias porque no están los intereses económicos en juego, lo que media en esos casos es el interés por sacar adelante políticas públicas.

Internet ha dado la posibilidad a estas personas de hacer contactos de manera mucho más cómoda. Gracias a esta tecnología se han podido realizar videoconferencias entre científicos que trabajan desde distintos lugares del planeta. La cooperación en este sentido ha dado muy buenos resultados, sobre todo para los gobiernos de izquierdas, que intentan hacer llegar la salud a todas las personas, aunque no se la puedan pagar.

Contrario a lo que podría pensarse muchos países pobres han dado grandes pasos en materia científica. Vacunas y tratamientos han sido grandes éxitos debido justamente a este intercambio que han propiciado los gobiernos de estos países aliados.

En fin, que la cooperación entre la comunidad científica es una manera de ayudar a las personas, y la tecnología ha influido mucho en este sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *